La gemoterapia: una terapia natural

La gemoterapia es una técnica popular que utiliza piedras curativas para tratar diversas dolencias de forma natural. A lo largo de la historia, las piedras minerales han sido atribuidas con propiedades curativas y han captado el interés de muchas personas. ¿Te gustaría saber más? ¡Sigue leyendo!

La gemoterapia es considerada una forma de medicina alternativa y se basa en el principio de que las piedras tienen energías que se concentran en puntos específicos del cuerpo. Al conocer, identificar y atender estos puntos, se pueden tratar dolencias de diversa índole.

¿Sabías que se atribuyen propiedades sanadoras a las piedras? En líneas generales, se conocen alrededor de 30 tipos de piedras curativas. Para muchas personas, tener estas piedras en contacto con su cuerpo contribuye al alivio del malestar físico y psicológico. Al igual que un masaje relajante, las piedras curativas pueden proporcionar tranquilidad y placer.

La ciencia no respalda de forma científica esta forma alternativa de curación, pero se ha observado que el efecto placebo puede resultar beneficioso en el alivio del malestar.

Los poderes de las piedras

Desde la antigüedad, las piedras se han utilizado como talismanes para protegerse de males y enfermedades. De hecho, en diversas culturas de todo el mundo encontramos remedios basados en la gemoterapia, tanto en Europa como en América del Sur.

A continuación, mencionaremos algunas de las piedras curativas más populares y los beneficios que se les atribuyen:

Ágata

El ágata, perteneciente a la familia de los cuarzos, tiene colores, franjas y capas. Se le atribuyen propiedades como ayudar a mejorar problemas digestivos y equilibrar emociones. Existen distintos tipos de ágatas, cada uno con beneficios concretos.

  • El ágata amarilla se cree que relaja el sistema nervioso y provee equilibrio emocional.
  • El ágata azul proporciona serenidad, perseverancia e intuición.
  • El ágata cornalina favorece la concentración y está relacionada con la sexualidad y el bazo.
  • El ágata de fuego potencia la energía sexual y ayuda con problemas de columna.
  • El ágata marrón aumenta la energía general y sexual.
  • El ágata lila se utiliza para picaduras de insectos.
  • El ágata verde está relacionada con el corazón, el hígado y la vesícula.

Amatista

La amatista es una piedra que ha sido utilizada en la gemoterapia durante años. Se cree que es aliada para combatir adicciones y partos difíciles. También se utiliza para ayudar a combatir problemas de piel, enfermedades genitales, migrañas, espasmos y reducir el estrés. Además, se dice que favorece el crecimiento de las plantas y es útil para la meditación.

Amazonita

En la antigüedad, la amazonita se utilizaba para protegerse de picaduras de insectos venenosos. En la actualidad, se cree que la amazonita ayuda a la relajación de la nuca y la columna, y propicia el alivio de dolores de cabeza. También se le atribuyen efectos calmantes para las mujeres embarazadas. Esta piedra tiene un color verde con líneas blancas, lo que la hace muy llamativa.

Ámbar

Según la tradición, el ámbar ayuda a aliviar dolores de cabeza, migrañas, tensiones de espalda y nuca, asma y bronquitis. También se cree que ayuda con problemas gastrointestinales, fiebre, hemorragias nasales, catarro, inflamaciones de las amígdalas, caries, gingivitis y encías sangrantes. El ámbar es un mineral de color amarillo dorado transparente, que también se utiliza en la gemoterapia.

Citrino (o topacio de Brasil)

Se afirma que el citrino o topacio de Brasil favorece el alivio de problemas intestinales y de la piel causados por el estrés. También se cree que ayuda con enfermedades del páncreas y del sistema nervioso endocrino. El citrino es de color marrón dorado y pertenece a la familia de los cuarzos.

Cuarzo

Las propiedades atribuidas al cuarzo están relacionadas con la energía general y su capacidad para ayudar al cuerpo a mejorar por sí mismo. Se considera ideal para promover la autocuración y favorecer las recuperaciones. En el ámbito de la medicina alternativa, se recomienda llevar un cuarzo colgando todos los días para recuperarse de una cirugía o enfermedad y estimular el sistema inmunológico. El cuarzo puede ser blanco, rosa, verde, azul o transparente.

Coralina

En el antiguo Egipto, se utilizaba la coralina para promover la armonía y la paz. Esta piedra tiene colores como el rojo, rosa, marrón y naranja. Hoy en día, se considera una piedra aliada para combatir la depresión y también se utiliza para aumentar la energía sexual y prevenir enfermedades de la piel. También se cree que es útil para controlar la presión arterial, la anemia, las afecciones de los ojos y los oídos, y para reducir los dolores menstruales y del parto.

Esmeralda

Las esmeraldas opacas son ideales para mitigar problemas de circulación y, según la tradición, neutralizan las energías negativas y ayudan a tratar los dolores de garganta.

Hematite

Entre las propiedades atribuidas a la hematita, se encuentra la mejora del aparato circulatorio relacionado con la sangre, las hemorragias y las anemias. Además, es un excelente descongestivo natural. También se considera un aliado para tratar problemas de riñones, bazo e hígado, el sistema digestivo, los tumores, los quistes, las migrañas, los espasmos y la tensión de la nuca y la espalda. También favorece la regeneración de los tejidos, por lo que es ideal para aplicar después de cirugías y facilitar el proceso de recuperación.

Jade

Según la tradición, el jade tiene efectos beneficiosos para la vejiga, los ojos y los riñones. Los aztecas consideraban esta piedra como una poderosa aliada capaz de combatir enfermedades renales y otras dolencias. También se utiliza para tratar problemas de infertilidad, neuralgia, migrañas, herpes, cólicos, ictericia, influenza, desórdenes gástricos y complicaciones digestivas. Aunque se suele asociar el jade con el color verde, también existen jades amarillos, blancos, negros, grises, rosados y violetas.

Jaspe

El jaspe es una piedra de color rojo amarronado que, según la gemoterapia, puede ayudar a aliviar los dolores del vientre durante la menstruación. También actúa sobre la columna vertebral y ayuda a tratar afecciones hepáticas, infecciones, náuseas y el apetito excesivo durante el embarazo. Se dice que el jaspe es un "torrente" de energía física proveniente del centro de la Tierra y contribuye a la armonía emocional.

Pirita

La pirita es una piedra utilizada en la homeopatía y es ideal para enfermedades relacionadas con las vías respiratorias, como la amigdalitis y la gripe. Se cree que ayuda a oxigenar la sangre y normalizar trastornos circulatorios, aliviar la gastritis y los problemas del aparato digestivo, y activar el funcionamiento del hígado.

Rodocrocita

A la rodocrocita se le atribuyen propiedades de purificación de la sangre, activación del sistema circulatorio y tratamiento de problemas psicológicos. También se utiliza para cicatrizar heridas producidas por accidentes, tratamientos oculares, infecciones de las uñas, enfermedades del hígado, etc. Además, se cree que la rodocrocita ayuda a evitar el estrés. Esta piedra tiene un color rosa con tonos pasteles y pertenece al grupo de los minerales.

Turmalina

Según la tradición, la turmalina relaja el sistema nervioso y promueve el equilibrio emocional. También se considera eficaz para aliviar dolores agudos. Además, se cree que contribuye a equilibrar las secreciones hormonales y ayuda a eliminar cálculos renales.

Las piedras curativas, una opción para la relajación

Los masajes con piedras curativas pueden brindar alivio y promover la relajación del cuerpo. Si bien la ciencia no respalda de forma científica las propiedades atribuidas a las piedras curativas, muchas personas las consideran un complemento para obtener relajación y alivio. El efecto placebo puede ayudar a mitigar el malestar y promover un estado de ánimo positivo. Por lo tanto, si estás considerando hacerte un masaje, ¡no dudes en incluir las piedras curativas en tu sesión!

Si quieres saber más sobre la gemoterapia y los cristales aliados para tu bienestar, te invito a visitar este enlace.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a La gemoterapia: una terapia natural puedes visitar la categoría Salud y belleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies