Ágata: estabilidad y apoyo en la realidad

¿Sabías que las piedras tienen propiedades energéticas que pueden influir positivamente en tu vida? En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre las piedras y cómo pueden ayudarte a encontrar el equilibrio y la armonía en tu día a día.

El ágata es una piedra compuesta por bandas internas de colores, que representa la evolución misma. Sus rasgos principales son la estabilidad y el apoyo a la realidad. Si necesitas recuperar el equilibrio en tu vida, esta piedra te brindará estabilidad y la capacidad de identificar tu potencial y confianza. Puedes ponerla en tu escritorio o mesa de trabajo para aprovechar al máximo sus beneficios.

Amatista: confianza y espiritualidad

La amatista es una gema de cuarzo de color púrpura vibrante y una de las piedras más populares del mundo. Sus rasgos principales son la confianza, la intuición y la espiritualidad. Conocida por sus cualidades pacíficas y relajantes, la amatista te ayudará a liberar el estrés y a relajarte a la hora de dormir. Colócala en tu mesita de noche para aprovechar al máximo sus beneficios.

Turmalina negra: protección y seguridad

La turmalina negra es una piedra negra compuesta por silicatos y formada en el subsuelo a partir de lava líquida. Sus rasgos principales son la protección, la seguridad y la antiestrés. Estos cristales poderosos protegen de las malas energías y forman una barrera protectora contra las 'bad vibes'. Puedes colocarla en cualquier lugar de tu casa donde quieras alejar las malas energías, como frente a la puerta principal.

Calcita: apertura y claridad

La calcita es una piedra usualmente blanca, pero que puede salir en tonalidades y formas cuadradas. Sus rasgos principales son la apertura, la limpieza y la claridad. Si estás buscando energías positivas y un chute de motivación, no busques más. Esta piedra es una fuente poderosa de vibras e intenciones que pueden convertirse en realidad. Es útil cuando te sientes estancado y te ayudará a liberarte. Puedes probar colocándola en un espacio común de tu salón o incluso llevarla contigo en la cartera.

Citrino: felicidad y claridad

El citrino es una brillante piedra amarilla de cuarzo, cuyo nombre viene de la palabra limón en francés. Sus rasgos principales son la felicidad, la diversión y la claridad. Es perfecta para atraer la luz a tu vida y ayudarte a respaldar tu crecimiento y eliminar la energía negativa. Se conecta con el chakra del plexo solar, encargado de la autoestima y la confianza personal. Puedes colocarla en la cocina, especialmente si sueles meditar allí, para empezar el día con una carga extra de positividad.

Cuarzo transparente: claridad y concentración

El cuarzo transparente es un cristal de color que nace de la piedra de cuarzo en formas hexagonales. Sus rasgos principales son la claridad, la manifestación y la concentración. Si sientes que necesitas claridad en tu vida y ordenar tus pensamientos, este cristal te aportará una perspectiva clara en tu mente. Puedes colocarlo en tu oficina mientras trabajas para despejar tu cabeza y reducir el estrés.

Cuarzo rosa: amor incondicional y compasión

El cuarzo rosa es un cristal rosado relacionado con el amor y que tiene forma de corazón. Sus rasgos principales son el amor incondicional, la compasión y el perdón. Abre el chakra del corazón y te ayuda a querer en todas sus formas posibles: romántica, amistad, familiar y laboral. También libera la emoción tóxica. Una buena ubicación para esta piedra es el baño o cualquier lugar donde necesites amor. Por ejemplo, Miranda Kerr coloca un sujetador con esta piedra para situar la energía en su corazón.

Selenita: limpieza y protección

La selenita es una piedra lechosa con destellos naranjas y verdes. Sus rasgos principales son la limpieza, la luz y la protección. Ilumina la energía presente en una habitación y tiene cualidades purificadoras que mantienen a raya las bajas vibraciones. Una buena ubicación para esta piedra es en el centro de la casa o en el salón.

Cuarzo ahumado: dejar ir y conexión con la tierra

El cuarzo ahumado es un cuarzo cristalino de color amarillento con tonos marrones y forma de formaciones hexagonales. Sus rasgos principales son dejar ir, rendición y conexión con la tierra. Es uno de los mayores elevadores de ánimo y te ayudará a reconectarte con el mundo real, recuperar el equilibrio emocional y superar las emociones generadas por el estrés. Una buena ubicación para esta piedra es en la cama, para empezar el día con motivación.

Ojo de tigre: inspiración y perspectiva

El ojo de tigre es una piedra reluciente que adquiere su nombre por su estética similar a la de un tigre, con sombras rojas y marrones. Sus rasgos principales son la inspiración, la perspectiva y la suerte. Te ayuda a conocerte y entenderte mejor, activando la energía valiente en ti y dándote el impulso necesario para perseguir lo que quieres y explorar nuevos horizontes. Es una de las piedras favoritas de Kylie Jenner. Una buena ubicación para esta piedra es en el jardín, donde puedes dar rienda suelta a tu creatividad.

Lapislázuli: paz y serenidad

El lapislázuli es una piedra de característico color azul, compuesta por una mezcla de lazulita, calcita y pirita. Sus rasgos principales son la paz, la serenidad y la antiestrés. Abre el tercer ojo y el chakra vishuddha (correspondiente a la garganta). Actúa como un guardián contra los ataques y rebota la mala energía. Puedes llevarlo en la piel en forma de pulsera o colgante.

Obsidiana: crecimiento, curación y protección

La obsidiana es una piedra mineral de origen volcánico y de aspecto similar al vidrio natural. Sus rasgos principales son el crecimiento, la curación y la protección. Es útil para absorber las energías negativas del entorno y destaca por sus capacidades para curar el alma. Una buena ubicación para esta piedra es en la cocina o en tu casa o lugar de trabajo, donde pases largos periodos de tiempo.

Jaspe rojo: relajación, tranquilidad y alineación

El jaspe rojo es una variedad de cuarzo volcánica que se caracteriza por su tono y la cantidad de minerales que la componen. Sus rasgos principales son la relajación, la tranquilidad y la alineación. Se utiliza para alinear los chakras y limpiar el aura. Además, aporta valentía en momentos complicados. Puedes llevarlo contigo o colocarlo en tu lugar favorito para meditar.

Ónix: protección, vitalidad y resistencia

El ónix es un mineral difícil de encontrar en comparación con otras piedras. Sus rasgos principales son la protección, la vitalidad y la resistencia. Es útil para las pruebas físicas y mentales, ya que esta piedra te ayudará a potenciar tus capacidades. Una buena ubicación para esta piedra es en el estuche donde estudias o en tu mesa de trabajo.

Cuarzo azul: tranquilidad, calma y control emocional

El cuarzo azul es un tipo de cuarzo que presenta la presencia de riebeckita, un mineral del grupo de los silicatos. Sus rasgos principales son la tranquilidad, la calma y el control emocional. Tiene la capacidad de rebajar la intensidad de las vibraciones del momento y despejar la mente para pensar con claridad. Una buena ubicación para esta piedra es en lugares donde vayas a relajarte, como la ducha o el sofá.

Malaquita: protección, altavoz y alineación

La malaquita es un mineral con depósitos oxidados de cobre. Sus rasgos principales son la protección, el altavoz y la alineación. Tiene la capacidad de amplificar fácilmente las energías, tanto positivas como negativas, y sirve para ayudar a alinear los chakras y encontrar el camino correcto. Una buena ubicación para esta piedra es en ti, especialmente si haces limpiezas frecuentes de energías.

Pirita: escudo, positivismo y alivio de la ansiedad

La pirita es una piedra que se asemeja al oro y es un mineral muy común. Sus rasgos principales son el escudo, el positivismo y el alivio de la ansiedad. Tiene la capacidad de bloquear el paso de la mala energía y las bajas vibraciones. Además, está relacionada con la lucha contra la masculinidad frágil y el machismo. Una buena ubicación para esta piedra es cerca de ti, como un colgante o en forma de pulsera, para bloquear las malas energías.

Turquesa: sanación, bienestar e intuición

La turquesa es una piedra muy bonita gracias a sus tonalidades verdes azuladas dadas por la alta concentración de plomo. Sus rasgos principales son la filtración, la relajación y la toma de decisiones. Absorbe las radiaciones tecnológicas y los pensamientos negativos que cruzan tu cerebro. Una buena ubicación para esta piedra es cerca de tu ordenador, teléfono móvil u otro aparato electrónico que utilices con frecuencia.

Fluorita: protección electromagnética, protección y libido

Aunque la fluorita parece un arcoíris, adquiere una tonalidad específica según su sistema de cristalización. Sus rasgos principales son la protección electromagnética, la protección y el aumento de la libido. Estabiliza la mente y purifica las energías que pertenezcan a ti y reactiva la libido sexual. Una buena ubicación para esta piedra es en las orejas, en forma de pendiente, o cerca de cualquier aparato electrónico, como el ordenador.

¡Las piedras tienen poderes que pueden cambiar tu vida! Descubre cuál es la piedra perfecta para ti y aprovecha sus beneficios y propiedades.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Ágata: estabilidad y apoyo en la realidad puedes visitar la categoría Salud y belleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies