¿Sabías que los diamantes son una de las joyas más populares en el mundo de la joyería? Cada pieza que incluye un diamante obtiene un valor tan alto que es difícil de igualar. Sin embargo, también existen muchas personas que intentan vender diamantes falsos. Por eso, en Joyerías Coral hemos preparado este post con las claves para identificar un diamante real.

Conoce los métodos para identificar un diamante verdadero

Es importante que sepas algunas técnicas útiles para identificar un diamante falso. Si has encontrado una joya en tu casa o has buscado los servicios de tasación de diamantes en Madrid, seguramente querrás asegurarte de que la pieza es auténtica. Por eso, si estás interesado en aprender a identificar un diamante real, presta atención a los siguientes métodos:

La prueba del agua

Esta es una de las pruebas más fáciles para identificar un diamante real. Lo único que deberás hacer es coger un vaso y llenarlo con agua hasta el ¾ de su capacidad. Después, deberás introducir la piedra lentamente en el agua. Si la piedra se hunde, estarás frente a un diamante verdadero. Por el contrario, si flota o se queda en la mitad del vaso, significará que es un diamante falso. El motivo de esta prueba es simple: los diamantes verdaderos tienen una densidad alta y tienden a hundirse en el agua, mientras que los falsos flotan.

Leer el diamante

Te traemos una de las pruebas infalibles para identificar un diamante real. En este caso, la prueba es muy sencilla. Solo tendrás que comprobar si puedes leer a través de él. Para realizar este método, tendrás que acercar la piedra a un papel con texto y ver si eres capaz de leerlo a través de ella. Si puedes leer el texto, estarás frente a un diamante verdadero. Por el contrario, si no eres capaz de leer el texto, estarás frente a un diamante falso.

La prueba del brillo

Otra de las técnicas que te servirán para identificar un diamante es la realización de la prueba del brillo. Esta prueba es muy sencilla y la puedes hacer en casa. Para ello, deberás colocar la piedra bajo una lámpara. Una vez que la tengas así, deberás comprobar atentamente si la luz refleja en el diamante. Si el diamante genera un brillo intenso y de color grisáceo, estarás frente a un diamante verdadero. Por el contrario, si no hay destello o el color es diferente, estarás frente a un diamante falso.

La prueba del vapor

Pasamos a otro de los métodos para identificar un diamante real. En este caso utilizaremos el vapor de agua. Para ello, lo único que tendrás que hacer es exhalar sobre la pieza. Si ves que aparece vaho con tu exhalación, estarás frente a un diamante falso. Por otro lado, si la pieza se mantiene igual, estarás frente a un diamante verdadero. El motivo de esto es que los diamantes suelen ser un material duro y resistente, por lo que al exhalar sobre ellos, el diamante se mantendrá como antes.

Observa el diamante con una lupa

Todos los diamantes reales suelen contar con imperfecciones de origen natural. Por eso, una de las formas de identificar un diamante real es mirarlo a través de una lupa. Si ves esquinas puntiagudas, estarás probablemente frente a un diamante real. Por otro lado, si las puntas son redondeadas, estarás frente a un diamante falso.

Frótalo con una lija

Los diamantes son uno de los materiales más duros que existen en el mundo. Por eso, en el caso de que tengas un diamante y lo frotes con una lija, deberá mantenerse en buenas condiciones. Es decir, no se rayará. Si la piedra se raya con esto, estarás frente a un diamante falso.

Índice refractivo

Un dato importante es que los diamantes verdaderos tienen un índice refractivo alto. Esto significa que su brillo es capaz de pasar a través de cualquier tipo de papel. Para comprobar esto, puedes colocar el diamante sobre un periódico y ver si mantiene su brillo. Si lo hace, estarás frente a una pieza auténtica. Por el contrario, si el brillo se ve oscuro o de color negro, estarás frente a un diamante falso.

Calienta el diamante

Los diamantes, al ser materiales duros, cuentan con una gran resistencia. Esto hace que sean difíciles de imitar con otros materiales. Para identificar un diamante real, deberás calentarlo y ver si se quiebra. Una vez que hayas conseguido calentar la pieza, deberás dejarla caer directamente en un vaso con agua fría. Si el diamante es verdadero, se mantendrá intacto. En cambio, las piezas hechas con materiales falsos probablemente comiencen a romperse dentro del agua debido a la rápida expansión y contracción que se produce.

Consulta a los profesionales

Sin duda, una de las mejores opciones para identificar un diamante real es acudir a profesionales. Ellos sabrán realizar las pruebas necesarias para comprobar la autenticidad de la pieza. Además, en algunos lugares se puede ejecutar la prueba del calor. Los diamantes, debido a su estructura cristalina hermética y compacta, dispersan el calor rápidamente. Por lo tanto, los diamantes verdaderos se calientan con facilidad, mientras que una pieza falsa no sufrirá ningún daño. Esta prueba dura solo unos segundos y te dará la certeza de que estás frente a una pieza auténtica. Además, también se puede medir la capacidad del diamante para retener la temperatura.

En Joyerías Coral, recordamos que contamos con el servicio de tasación de diamantes en Madrid. Podemos ayudarte a tasar tu pieza para que puedas obtener dinero extra vendiendo las joyas que ya no necesitas o quieres. ¡Si necesitas más información o tienes alguna duda, contáctanos y estaremos encantados de ayudarte!

Fuentes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Enable Notifications OK No thanks