¿Qué hacer cuando un cuarzo se rompe?

¿Alguna vez te has preguntado qué sucede cuando tu amado cuarzo, esa piedra favorita que tanto adoras, se agrieta y se fractura definitivamente en dos partes? ¡Horror! ¡Que cunda el pánico! 😮 Pero ¡respira! ¡No olvides respirar!

Cada vez que un cuarzo se rompe, muchas personas preguntan en foros y alguien indefectiblemente responde cosas como: "ya ha cumplido su función, entiérralo en una maceta y despídete". Parece fácil deshacerse de una piedra amada, pero ¿qué hacer cuando también se rompe el corazón? ¿Has oído ese crash en tu cabeza? A todos nos ha pasado en algún momento. ¡Ay, los apegos pedriles!

¿Por qué se rompen los cuarzos?

También se suele escuchar la causa de que un "mal" enviado absorbe o repele la energía intensa y quebró el cristal. En ese caso, podríamos buscar picapedreros y hacer arte rompiendo rocas. ¡Mineros retirados al rescate! Pero lamento romper el cliché supersticioso, la mayoría de las veces un cuarzo se rompe por la energía o por su estructura geológica. Los cristales de cuarzo tienen fracturas internas que provienen de minas dinamitadas, ¿no es así? Son fracturas microscópicas, pequeñas pero lo suficientemente visibles. Es parte de su crecimiento y cosecha.

Factores que aumentan el riesgo de fractura

Cuando un cuarzo llega a nuestras manos, existen varios factores que aumentan el riesgo de fractura. Si los tenemos juntos expuestos en una mesa, almacenados en una caja común, si nuestra gata los patea, si los dejamos en una habitación donde se golpean con otros objetos, si los llevamos en el cuerpo o en un colgante, si los guardamos en los bolsillos (¡horroris causa!, se han ido a la lavadora), si los dejamos reposar en calcetines o bolsitas, o en la mesita de noche junto a un sujetador. ¡Son tantas las posibilidades de tropiezos, golpes y caídas en diferentes estancias!

Riesgos de ruptura para los cristales y piedras

Añadamos a esto que, si vivimos en un país con marcadas estaciones, los cristales pueden sufrir cambios bruscos de temperatura, desde el frío hasta el calor extremo en nuestra casa. Incluso si los guardamos en la nevera, pueden pasar la noche a la intemperie o exponerse al sol, lo cual también puede ser motivo de carga para ellos. Las piedras más blandas, en términos de dureza, son más propensas a resquebrajarse, partirse o desintegrarse, por lo que es importante limpiar las piedras con agua, sol, sal y exponerlas a temperaturas extremas.

¿No crees que hay suficientes riesgos de ruptura para estos nómadas cristales y piedras?

La energía de los cuarzos rotos

En pocas ocasiones se ha visto a un cristal romperse por sí mismo, lanzándose al vacío como si quisiera suicidarse. Aunque puede haber una intensa liberación emocional cuando un cristal se rompe, siempre hay antecedentes de fracturas internas. Así que SIEMPRE se trata de un cuarzo fracturado.

Una vez que un cuarzo se rompe, ¿qué hacer con los trozos? Bueno, podemos recolectarlos y seguir amándolos de diferentes maneras (y acariciar su heridita… sana sana colita de rana…). Aunque el cuarzo roto ya no emite su energía de la forma original, todavía puede ser útil para otras cosas. ¿No has comprado trozos de cuarzo en bruto que fueron dinamitados de manera azarosa? Un cuarzo roto a la mitad nos ofrece trozos de cuarzo. Los hindúes incluso utilizan el polvo de cuarzo para usos curativos… lo pulverizan a su antojo.

Es obvio que puedes enterrarlo en una maceta si así lo deseas (las plantas lo agradecerán)… Sin embargo, me alegro de haber roto mi tobillo años atrás, porque mi marido decidió enterrarme en su lugar. ¡Pobre cuarzo! (¡Te amo, Mag!)

¿Qué hacer con los trozos de cristal roto?

Aquí van algunas ideas:

  1. Utiliza los trozos pequeños para áreas pequeñas del cuerpo, como el rostro.
  2. Haz un monumento con los cuarzos caídos y ponlos en un recipiente junto a otras piedras caídas. Como el cuarzo amplifica la energía, tendrás una pieza que vale por una docena. Ponle flores, purpurina y colores, y un cirio en medio. ¡Haz algo impresionante y colócalo en el centro de la mesa!
  3. Crea un diseño con los pedazos de cuarzo en tu jardín y haz las delicias de los gnomos…
  4. Prepara un aceite elixir con las piedras y bébelo.
  5. Ve más allá y haz arte para vestir y decorar.

En la foto de abajo, puedes ver un colgante que hice con trozos rotos de cuarzo. Incluso los trozos pequeñitos de Aventurina han quedado coquetos. ¡Los trozos rotos también tienen valor!

Y ¿qué dices de una vela hecha con trozos de cuarzo rosa? Una vez vi una pared decorada con trozos de cuarzo rosa incrustados en cemento. ¿No te parece una idea genial? ¡La vibración que daba a la casa era increíble!

Así que, aunque pierdas un cristal roto… ¡reubícalo con imaginación y creatividad!

Cuéntame, ¿qué ideas se te ocurren?

Rita StoneEntrepiedras.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Enable Notifications OK No thanks