¿Qué es la pirita?

La pirita, conocida como "oro de los tontos", es un metal que a simple vista se asemeja al metal precioso, lo que puede confundir a los mineros novatos y llevarlos a una amarga sorpresa al creer que han encontrado un gran tesoro de valor. Aunque a simple vista parecen ser piedras y minerales que contienen oro, en realidad se trata de pirita, un mineral común con un aspecto brillante que se puede confundir fácilmente con el oro. En este artículo compartiremos una guía práctica que te ayudará a identificar si has encontrado pirita o el preciado mineral.

¿Cuáles son las características de la pirita?

La pirita está compuesta por átomos de hierro y azufre, a diferencia del oro que es un elemento único. La pirita es un sulfuro de oro, es decir, un metal que contiene azufre. A diferencia del oro, la pirita es densa y carece de maleabilidad. Su apariencia varía de una piedra a otra, pero generalmente tiene un tono amarillento y una superficie lisa y brillante. Además, las muestras de pirita suelen ser más pesadas y de mayor tamaño que las piedras que contienen oro, lo que facilita su identificación. Otra característica que distingue a la pirita de otros minerales es su solidez, ya que es extremadamente dura y no se rompe fácilmente como otros minerales. Además, al golpearla produce un sonido metálico.

Algunas maneras sencillas de identificar la pirita

Una forma fácil de determinar si una piedra es pirita es realizar la prueba del frotamiento. Si la superficie de la piedra queda cubierta por una fina capa negra, es probable que se trate de pirita. Si la superficie no se ve afectada, entonces no es pirita. Otra prueba es sumergir la piedra en agua oxigenada durante unos minutos. Si se descompone, entonces es pirita.

Pero si quieres una prueba más contundente, es recomendable solicitar una prueba química en un laboratorio gemológico. De esta manera, obtendrás un informe detallado sobre las características del mineral.

¿Cuáles son las diferencias entre la pirita y el oro?

A simple vista, la pirita y el oro pueden parecer similares, pero hay diferencias importantes. El color de la pirita es amarillo, similar al oro, y tiene una superficie lisa. Sin embargo, a diferencia del oro, la pirita es más pesada y contiene trazas de otros metales. Uno de los mejores métodos para diferenciar la pirita del oro es observar el brillo. El oro tiene un brillo intenso y profundo, mientras que la pirita tiene un brillo débil y superficial.

Ahora que sabes cómo identificar la pirita y diferenciarla del oro, no te dejes engañar por su apariencia. ¡Recuerda que no todo lo que brilla es oro!

Fuente: elsoldeparral Editorial Publicado hace 2 meses

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Enable Notifications OK No thanks