¿Qué es la dureza desde el punto de vista fisicoquímico?

La dureza es un concepto que nos rodea en nuestro día a día, pero ¿sabías que desde el punto de vista científico tiene un significado mucho más amplio? En este artículo vamos a explorar la dureza desde una perspectiva fisicoquímica y descubrir una nueva aleación de platino y oro que sorprenderá a más de uno.

En mineralogía, la dureza se define como la resistencia al rayado de un material. Se mide utilizando escalas como Mohs, Rosiwal o Knoop, que son habituales en entornos industriales. Sin embargo, una definición más ambiciosa identifica la dureza como la propiedad de oposición que presenta un material a sufrir alteraciones físicas, como el rayado, la abrasión, la deformación mecánica o la penetración.

El diamante, el rey de la dureza

Cuando pensamos en la dureza, inevitablemente nos viene a la mente el diamante. Este material, conocido por ser extremadamente duro, ofrece una elevada conductividad térmica. A finales del siglo XX, se descubrió la lonsdaleíta, un mineral que se forma gracias a las condiciones de presión y temperatura generadas por el impacto de meteoritos que contienen grafito en la Tierra. La lonsdaleíta resultó ser aún más dura que el diamante, pero debido a su rareza, el diamante se ha mantenido en el trono de la dureza hasta el momento.

La nueva aleación de platino y oro

Un grupo de científicos del Laboratorio Nacional Sandia, una institución especializada en ingeniería de materiales y administrada por el gobierno de Estados Unidos, ha desarrollado una aleación de platino y oro que parece tener propiedades fisicoquímicas muy interesantes. Este laboratorio se dedica a probar componentes nucleares para armas atómicas estadounidenses y tiene un gran interés en encontrar aleaciones de materiales capaces de resistir condiciones extremadamente exigentes. La aleación desarrollada contiene un 90% de platino y un 10% de oro, una combinación curiosa pero que resulta en un material con propiedades excepcionales.

La dureza de la nueva aleación

Según los investigadores del laboratorio, esta aleación de platino y oro tiene una capacidad excepcional para resistir el calor y la fricción. Esto la coloca a un nivel similar al del diamante en cuanto a estabilidad mecánica y térmica, ateniéndonos a la definición de dureza que hemos repasado al principio del artículo. Además, los ingenieros del laboratorio han descubierto otra propiedad interesante de esta aleación: su capacidad para segregar lubricante cuando se somete a un estrés intenso. Esto podría jugar un papel importante en su dureza y, además, podría ser utilizado en el futuro para obtener diamantes sintéticos de forma sencilla y económica mediante el proceso de deposición química de vapor, que es habitual en la industria para fabricar diamantes sintéticos.

¡Descubre más sobre el fascinante mundo de la dureza y cómo esta nueva aleación de platino y oro podría revolucionar la industria de los materiales! Si quieres saber más sobre los precios de los diamantes, te recomiendo este artículo que te revelará la principal razón detrás de su alto precio.

Imágenes: Scott Webb, Randy Montoya, James St. John

Vía: New Atlas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Enable Notifications OK No thanks