Pasos para evitar que tu arcilla polimérica se agriete en el horno

Si eres amante de la creación con arcilla polimérica, seguramente te has enfrentado a la frustración de ver cómo tus piezas se agrietan y se desfiguran durante el proceso de horneado. Pero no te preocupes, en este artículo te daremos algunos consejos útiles para proteger tu arcilla polimérica y lograr un horneado sin grietas.

1. Acondiciona completamente tu arcilla

El primer paso para evitar que tu arcilla se agriete es asegurarte de acondicionarla correctamente antes de colocarla en el horno. El acondicionamiento consiste en amasar y calentar la arcilla polimérica para que esté lista para su uso. Puedes hacerlo manualmente con un rodillo de madera o acrílico, o utilizar una máquina acondicionadora de arcilla. La cantidad de tiempo de horneado requerido dependerá del grosor de la arcilla y de la marca que estés utilizando. Recuerda seguir las instrucciones de temperatura y tiempo indicadas en el envoltorio de la arcilla. Por ejemplo, la línea Sculpey recomienda una temperatura de 130°C durante 15 minutos para figuras de hasta 6 ml de grosor, y 30 minutos para figuras de más de 6 ml de grosor.

2. Evita las burbujas de aire

Una vez que hayas acondicionado tu arcilla, es importante verificar que no haya burbujas de aire atrapadas en ella, ya que estas pueden causar grietas durante el horneado. Las burbujas de aire suelen formarse durante el proceso de acondicionamiento, por lo que es importante tomar medidas para evitar que aparezcan. Un truco para evitar las burbujas es rasgar o doblar la arcilla mientras la estás acondicionando, de esta manera se evita que la arcilla atrape aire. Si ves que se forman burbujas mientras acondicionas la arcilla, reviéntalas o córtalas inmediatamente, ya que pueden esconderse y luego aparecer durante el horneado. También puedes estirar o tirar de la lámina de arcilla para liberar el aire atrapado en el material.

3. Mantén una temperatura constante

Cuando coloques tu arcilla en el horno, es importante mantener una temperatura constante para evitar que se formen grietas. Muchos hornos de mostrador carecen de sellos adecuados que garanticen una temperatura constante. La ausencia de sellos puede hacer que la temperatura del horno oscile violentamente, subiendo y bajando de manera impredecible. Estas fluctuaciones de temperatura pueden provocar un horneado desigual y hacer que la arcilla se agriete. Para asegurarte de que el horno mantenga una temperatura constante, te recomendamos comprar un termómetro de horno. Este termómetro te dará una lectura precisa y te mostrará la temperatura real del horno, para que puedas confiar en que tu arcilla se hornee correctamente. Además de mantener el horno a una temperatura constante, es importante respetar la temperatura indicada en el envoltorio de la arcilla, ya que una temperatura demasiado alta puede hacer que la arcilla se queme.

¡Sigue estos simples pasos y lograrás obtener resultados óptimos en tus creaciones de arcilla polimérica, sin grietas ni resquebrajaduras! Recuerda que el modelado en arcilla es una práctica excelente para niños y adultos, y puedes encontrar más información sobre este arte en este enlace. Además, si estás buscando materiales para tus proyectos de arcilla, te recomendamos echar un vistazo a la cartulina fluorescente Sadipal, ¡perfecta para darle un toque especial a tus creaciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Enable Notifications OK No thanks