El modelado en barro: una práctica excelente para niños y adultos

El modelado en barro es una actividad creativa que puede ser disfrutada tanto por niños como por adultos. La capacidad de modelar formas y figuras a partir de un material tan maleable como el barro es fascinante. Sin embargo, a medida que nos adentramos en el mundo de la escultura en barro, nos encontramos con ciertos desafíos, como el secado de las piezas y la posibilidad de que se rompan durante el proceso.

La importancia de secar correctamente las esculturas de barro

Cuando modelamos en barro, procedemos a dar forma a nuestra escultura, pero desconocemos los motivos por los cuales, una vez seca la pieza, en algunos casos puede llegar a explotar en el horno. Es fundamental que sepas cómo secar una escultura de barro de manera homogénea para garantizar la estabilidad de tus obras.

Pasos para secar una escultura de barro de manera adecuada

  1. Conserva el barro tierno en la pieza. No dejes que llegue a endurecerse, ya que si lo mojas masivamente, la arcilla perderá consistencia.
  2. No mojes tus manos. Rocía agua sobre la pieza si ves que está dura y espera a que absorba el agua antes de manipularla. El barro pastoso puede ser resbaladizo.
  3. Cada vez que tapes la escultura, rocíala con agua de manera uniforme y cúbrela con plástico pegado a la escultura para evitar que el aire la seque. Cierra el plástico con pinzas de goma para que no entre aire por debajo.
  4. Ten cuidado con los trapos húmedos. La mayoría de la gente cubre sus esculturas con un trapo humedecido en agua o una bolsa plástica. Sin embargo, este sistema no funciona a largo plazo, ya que el trapo llega a secarse. Con el paso del tiempo, es preferible que coloques un trapo seco, ya que continuará absorbiendo el agua de la escultura, secándola en el tiempo.
  5. Cuando una escultura esté terminada y no tengas prisa, déjala secar progresivamente. No la destapes de golpe ni la sitúes cerca de una fuente de calor (como el sol o un radiador), ya que un cambio brusco de temperatura o humedad puede afectarla. Déjala "mal tapada" durante unos días, colocando el plástico pero sin cerrarlo bien. De esta manera, irá secándose gradualmente.
  6. Tras varias semanas, retira el plástico y deja la escultura al aire durante unas semanas más. Aunque parezca seca por fuera, es importante tener en cuenta que aún puede contener humedad en su interior.
  7. Hecho esto, la pieza estará lista para ser introducida en el horno. ¡Espero que tengas una buena cocción!

Recomendaciones adicionales

  • Es preferible que utilices una base de madera que no se hinche con el agua.
  • Si tu escultura está hecha de arcilla apta para ser secada en horno, evita que se seque demasiado rápido, ya que podría rajarse.
  • Si tu escultura tiene una estructura de alambre, es normal que se cuartee al secar. ¿Cómo evitarlo? Debes ahuecar la escultura dejando aproximadamente 1,5 cm de grosor.
  • Si tu escultura se rompe al meterla en el horno, es posible que haya burbujas de aire en su interior. Es importante ahuecar la escultura dejando un espacio para que el aire pueda escapar durante la cocción.

Si deseas leer artículos relacionados sobre el secado de esculturas de arcilla, te recomendamos que visites esta página. También puedes encontrar cartulinas fluorescentes de colores vibrantes y superficie de calidad para tus proyectos de escultura.

¡No te pierdas la oportunidad de crear obras de arte en barro y descubre todo lo que puedes lograr con esta técnica!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Enable Notifications OK No thanks