Un problema ecológico con graves consecuencias

La moda de apilar pequeñas piedras en forma de pirámide, conocida como "Fulano aquí", está causando estragos en los ecosistemas costeros de las Islas Baleares y Canarias. Esta aparentemente inocente tendencia está provocando la desaparición de playas rocosas en la península, afectando gravemente a los ecosistemas.

Esta moda, importada por el turismo a las costas de Ibiza, Mallorca, el Parque Nacional del Teide en Tenerife y otros lugares, consiste en que los turistas apilen montículos de piedras como testigos de su paso y se tomen selfies junto a ellos. Sin embargo, esta práctica está alterando el ecosistema de manera negativa.

Según Jaume Adrover, portavoz de la organización ecologista Mallorca Terraferida, "hace años no se veían tantos montículos, ha habido una explosión". Aunque apilar rocas pueda parecer inofensivo, en zonas de alta densidad de turismo, como las torres de apartamentos, estos montículos impiden que las plantas puedan crecer y alteran el tránsito de la fauna.

Consecuencias devastadoras para la flora y fauna

Las plantas que crecen en estas zonas costeras se adaptan a las duras condiciones de salinidad, vientos fuertes y exposición solar. Realizan una paciente tarea de introducir sus raíces entre las rocas en busca de la humedad necesaria. Sin embargo, cuando se remueven las piedras, la vegetación desaparece rápidamente.

Esto tiene consecuencias devastadoras para la fauna. Si las plantas secan, los insectos desaparecen, lo que provoca un quiebre en la cadena alimenticia. Los invertebrados, que son el plato favorito de diversos reptiles y aves endémicas, se ven afectados. En Mallorca, por ejemplo, se encuentran especies como la salamanquesa común, la salamanquesa rosada, la lagartija Pitiusas y aves como el bisbita campestre, la terrera común y el chorlitejo patinegro.

El impacto en el paisaje y la cultura

Además de los problemas ecológicos, esta moda también está arruinando el paisaje y banalizando el entorno. Los turistas suelen construir corralitos alrededor de las plantas, pensando que esto tiene un efecto decorativo. Sin embargo, esto perjudica al desarrollo vegetal, ya que en ocasiones los ejemplares extienden sus raíces hacia estas construcciones artificiales. Cuando se remueven, la planta muere con el tiempo.

Esta práctica también tiene consecuencias culturales. En muchas culturas, se suelen levantar pequeños montículos o mojones de piedra para marcar caminos, delimitar propiedades o dividir parcelas. Sin embargo, imitar esta tradición sin conocimiento de su significado y sin respetar el entorno natural causa confusión entre los excursionistas y perturba el paisaje.

La necesidad de concienciación y acción

Aunque no existen leyes que sancionen estas prácticas, algunas administraciones han emprendido campañas de concienciación para abandonar esta costumbre. En Menorca, el Consejo Insular ha colocado señales de advertencia y en Formentera se han organizado excursiones para desmontar los montículos.

Es importante destacar que tumbar y remover estas formaciones artificiales ayuda a recuperar el paisaje, pero debe hacerse con cuidado y con la intervención de personal técnico de gestión litoral. Además, sería necesario contar con voluntarios que coloquen las rocas en su lugar original y aplasten los montículos, sin querer destruir las madrigueras de los animales que viven en estos parajes.

En conclusión, la moda de apilar piedras en las playas está causando graves problemas ecológicos en las costas de Baleares y Canarias. Esta práctica altera el ecosistema, destruye el hábitat de especies autóctonas y causa un quiebre en la cadena alimenticia. Es necesario concienciar a los turistas sobre los impactos negativos de esta moda y tomar medidas para preservar nuestros preciosos ecosistemas costeros.

Fuente: Una tradición peligrosa para el equilibrio del medio ambiente

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Un problema ecológico con graves consecuencias puedes visitar la categoría Economía e industria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies