Métodos para extraer oro de las rocas

Si estás buscando una forma emocionante y lucrativa de pasar tu tiempo libre, ¡has llegado al lugar adecuado! La prospección de oro dulce puede ser una afición muy gratificante, pero déjame decirte que no es tan fácil como parece. Aunque no se trata de discutir ciencia de cohetes, implica trabajo y dedicación. En esta guía, te hablaré sobre los diferentes métodos que puedes utilizar para extraer oro de las rocas desde la comodidad de tu casa.

Existen varios métodos para extraer oro de las rocas, pero aquí te mencionaré dos de los más comunes:

Método 1: Triturar las rocas

Este método requiere de algunos pasos que enumeraré a continuación:

  1. Equipo de protección: El acto de triturar rocas puede ser peligroso, por lo que es importante que lleves equipo de protección. Utiliza tapones para los oídos para protegerte del fuerte sonido de la trituración, gafas para evitar que los fragmentos entren en tus ojos y guantes para mantener tus manos a salvo de las puntas afiladas.

  2. Utiliza un recipiente metálico: Coge las piedras que quieras aplastar y ponlas en un recipiente metálico. Utiliza un mazo o una barra de metal para aplicar la fuerza necesaria en este proceso. Algunos tipos de rocas cederán fácilmente a la presión y se romperán en pedazos más pequeños, pero elige un contenedor que estés dispuesto a deshacer, ya que es posible que se rompa en el proceso.

  3. Rompe las rocas con el mazo: Utiliza el mazo para golpear las rocas y romperlas en pedazos más pequeños. Golpéalas con fuerza hasta que se conviertan en pequeños guijarros. Si tienes un martillo eléctrico, te resultará más fácil y rápido romper las rocas. Si no, puedes optar por levantar un objeto pesado y soltarlo sobre las rocas, lo cual también es eficiente. Sin embargo, si eres un buscador serio de oro, considera la posibilidad de comprar una máquina trituradora, ya que te ahorrará mucho esfuerzo.

  4. Pulveriza las rocas: Toma una varilla metálica y golpea los pequeños guijarros de roca en el recipiente. Imita el movimiento de un mortero para triturar completamente los guijarros y convertirlos en polvo. Asegúrate de no dejar que las piedras se vuelvan demasiado pequeñas para que no pasen fácilmente por los agujeros de la bandeja minera, ya que no podrás separar las piedras del oro.

  5. Pon las rocas en la bandeja minera: Vierte las rocas molidas en la bandeja minera, que se asemeja a un colador con agujeros en el fondo. Debido a la pesadez del oro, se hundirá en el agua mientras que los aditivos minerales subirán y se alejarán. Por tanto, pon un cazo o un recipiente grande debajo del agua y empuja la sartén hacia abajo para que el contenido se vuelque en el agua. Si ves que el polvo de roca se aleja, déjalo, ya que es malo para el proceso.

  6. Agita la bandeja para revelar el oro: Cuando la bandeja minera esté totalmente sumergida, agítala para que veas el oro que descansa en el fondo de la bandeja. Mientras haces esto, verás que las partículas empiezan a alejarse de la cubeta, mezclándose con el agua, lo cual facilita la visualización del oro. Levanta el cazo y retira cualquier pieza de oro que veas transparente. Vuelve a sumergir el cazo en el agua y agítalo hasta que aparezca más oro. Continúa haciéndolo hasta que consigas sacar todas las piezas de oro de la sartén.

Método 2: Utilizar mercurio

Este método implica el uso de mercurio para extraer oro de las rocas y también consta de varios pasos:

  1. Utiliza equipo de protección: Al igual que en el método anterior, es importante que te cubras los ojos, los oídos, las manos y el cuerpo con equipo de protección antes de comenzar el proceso. El mercurio es volátil y peligroso, por lo que debes asegurarte de usar guantes gruesos y ropa que cubra tus brazos y piernas. Además, utiliza calzado cerrado para evitar cualquier contacto con el mercurio.

  2. Rompe las rocas: Arroja las rocas en un recipiente metálico y utilízalas un mazo para romperlas en pequeños guijarros. Asegúrate de que todas las rocas se rompan por completo, ya que el mercurio hará su trabajo en ellas.

  3. Añade mercurio: Vierte el mercurio en el recipiente metálico que contiene los guijarros de roca. Utiliza una varilla metálica para remover y mezclar bien el mercurio con las rocas. Al hacerlo, notarás que el oro de las rocas se separa y se mezcla con el mercurio, formando una amalgama. Es importante destacar que el mercurio utilizado para extraer oro debe ser obtenido de forma segura, evitando el uso de mercurio de termómetros, ya que es peligroso.

  4. Vierte la amalgama: Extiende una gamuza en una superficie plana y vierte la amalgama en ella, en el centro. Hazlo de forma lenta y suave, asegurándote de que no se derrame la amalgama fuera de la gamuza. Habrá trozos de roca sobrantes en el recipiente, déjalos ahí, ya que se mezclarán con el azufre de la roca. A continuación, sujeta los bordes de la gamuza para formar una bolsa y átalos para asegurar la amalgama dentro de la gamuza. Asegúrate de que no haya agujeros visibles en la gamuza, ya que actuará como un tubo de decoración de pasteles, liberando el mercurio cuando lo aprietes.

  5. Extrae el oro: Trae un cazo y vierte lo que queda de la amalgama en él. Ten cuidado de no derramarlo. Asegúrate de que sea una cacerola que pienses deshacerte después de su uso. Luego, corta rodajas de patata y cúbre la amalgama en la cacerola con las rodajas. Asegúrate de que la amalgama quede completamente cubierta por las rodajas de patata. A continuación, enciende el fuego y pon la cacerola sobre él. Muévelo para que el calor se aplique de manera uniforme en el contenido. A medida que se calienta, la amalgama se fundirá y el mercurio se liberará en forma de gas. Las rodajas de patata absorberán el gas de mercurio liberado.

Este método es peligroso y debe hacerse con precaución. El gas de mercurio seguirá escapando de las rodajas de patata, por lo que es importante que trabajes en un área bien ventilada si vas a utilizar este método. Una vez llegado a este punto, puedes elegir refinar el oro de inmediato, dependiendo de la cantidad que hayas obtenido, o simplemente guardarlo en su estado crudo.

La extracción de oro de las rocas puede ser una tarea pesada y aburrida, pero si estás interesado en la minería y la prospección de oro, descubrirás que es un pasatiempo muy gratificante. Para terminar, estos son los métodos que puedes utilizar para extraer oro de las rocas: la trituración de la roca y el uso de mercurio. Sea cual sea el método que elijas, recuerda protegerte adecuadamente, especialmente si optas por el método del mercurio. Utiliza equipos de protección como guantes, gafas y tapones para los oídos. Permanece en una zona ventilada, especialmente cuando utilices mercurio, y utiliza las herramientas adecuadas para evitar lesiones innecesarias.

Esta guía te ayudará a seguir el proceso de forma segura. Si tienes alguna pregunta, no dudes en hacerla en la sección de comentarios. ¡Buena suerte en tu búsqueda de oro!

Artículo traducido y adaptado de SomethingBorrowedpdx

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Métodos para extraer oro de las rocas puedes visitar la categoría Economía e industria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies