¿Ducharse por la mañana o por la noche? El consenso dice que lo mejor es hacerlo en ambos momentos del día. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que las duchas no duren más de unos minutos. Esto se debe a la cuestión del ahorro de agua y la sostenibilidad, especialmente en tiempos de sequía. Pero, ¿sabías que alargar demasiado el tiempo en la ducha puede eliminar de forma inconsciente las bacterias y microorganismos necesarios para proteger nuestra piel? Como consecuencia, podemos sufrir episodios de piel seca, irritación y picor. Para evitar esto, se recomienda utilizar jabón neutro y sin perfume durante la ducha.

Duchas cortas y agua tibia: la clave para una piel saludable

Según la OMS, es importante que las duchas sean cortas y con agua tibia. El agua caliente puede producir rojeces y dermatitis atópica si se utiliza durante mucho tiempo. Además, se debe prestar especial atención a las zonas del cuerpo que producen olor, como las axilas, los genitales, los pies y las ingles. Sin embargo, hay una parte del cuerpo que solemos pasar por alto: el ombligo.

El olor y la suciedad del ombligo

Aunque la mayoría de nosotros no le prestamos demasiada atención, el ombligo puede generar un olor desagradable debido a la acumulación de suciedad, sudor y bacterias. De hecho, se han identificado hasta 67 tipos de bacterias y gérmenes en la mayoría de los ombligos. Ignorar el fuerte olor que desprende el ombligo puede ser un síntoma de enfermedades como la candidiasis cutánea o la onfalitis.

Enfermedades asociadas al ombligo

La candidiasis cutánea es una infección producida por un hongo llamado Cándida. Suele aparecer en zonas húmedas de la piel, como el ombligo, y puede causar una erupción de color rojo intenso, ocasionalmente acompañada de estrías en la zona afectada. Además, suele ir acompañada de un intenso picor y quemazón. Para tratar esta enfermedad, se recomienda el uso de medicamentos antimicóticos cutáneos o vía oral.

La onfalitis, por otro lado, es una infección del ombligo y los tejidos que lo rodean. Es más común en los bebés, especialmente durante la primera semana de vida, y puede ocurrir debido a una higiene deficiente. Esta infección produce olor, enrojecimiento y dolor.

Síntomas de una infección en el ombligo

Algunos síntomas de una infección en el ombligo incluyen piel enrojecida, hinchazón, picor, secreciones de color amarillo o verde oscuro, dolor persistente (especialmente si se tiene un piercing en el ombligo) y la aparición de ampollas. Si se experimenta alguno de estos síntomas, es importante buscar atención médica.

Cómo lavar correctamente el ombligo

El primer paso para cuidar correctamente el ombligo es utilizar jabón neutro y agua tibia durante la ducha. Es importante no frotar de forma agresiva la zona, ya que esto puede causar irritación y dolor. Se recomienda asegurarse de eliminar las pelusas y suciedad acumulada durante el día. Si el ombligo es "profundo", es posible que sea necesario un trabajo adicional. En estos casos, los especialistas aconsejan utilizar una toalla pequeña empapada en una solución de agua salada. Esta solución se prepara mezclando una cucharada de sal de mesa en una taza de agua tibia. Se debe masajear el interior del ombligo sin frotar demasiado y luego enjuagar con agua. Con este sencillo truco, el mal olor debería desaparecer. Este consejo también es aplicable para las personas que tienen un piercing en el ombligo, ya que esto puede evitar infecciones y mal olor. Además, es importante prestar especial atención al secado, ya que la humedad adicional puede contribuir al crecimiento de bacterias y hongos. Por lo tanto, se recomienda aplicar lociones o cremas hidratantes para evitar la humedad y promover una piel saludable.

En resumen, cuidar correctamente el ombligo es fundamental para mantener una piel saludable y evitar infecciones. Siguiendo los consejos de la OMS y los especialistas, podemos asegurarnos de que esta parte del cuerpo, a menudo olvidada, reciba la atención que merece. ¡No olvides incluir el ombligo en tu rutina de cuidado personal y disfruta de una piel sana y libre de olores desagradables!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Enable Notifications OK No thanks