¿Zircón o zirconita?

Seguramente te hayas preguntado si el zircón y la zirconita son lo mismo. La respuesta es "no". Aunque los nombres sean parecidos y los materiales sean similares, en realidad son diferentes. El circonio es la estructura química del zircón, mientras que la zirconita es una gema totalmente artificial de origen sintético.

Si estás pensando en comprar joyas con gemas, es conveniente que tengas clara la diferencia y sepas lo que estás comprando. En este artículo intentaremos aclarar tus dudas y darte consejos sobre su mantenimiento.

La zirconia cúbica: una alternativa económica

La zirconia cúbica, también conocida como circonita o zirconita, es una gema sintética (óxido de circonio) de origen artificial, creada en laboratorio. Tiene un coste bajo y una durabilidad impresionante. Su imagen y brillo se asemejan a los de un diamante incoloro y se fabrica en multitud de colores.

Debido a sus propiedades, esta gema se ha utilizado en la joyería desde el año 1976 como una alternativa económica a los altos y exclusivos precios de los diamantes. La calidad de las circonitas puede variar en función del fabricante, dependiendo de la claridad, el corte, el acabado, el pulido y la talla de las gemas que se pueden encontrar en diferentes calidades.

Cuidados y limpieza

La limpieza de la circonita es un proceso rápido y sencillo que no requiere cuidados especiales. Basta con limpiar la piedra con un paño suave o un cepillo de cerdas blandas y jabón suave, y luego secarla con un paño limpio. Para un mejor cuidado, recomendamos guardar las joyas con circonitas por separado para evitar arañazos. También debes evitar mojarla en la medida de lo posible, aunque se puede realizar una limpieza habitual. Si la cuidas adecuadamente, la circonita mantendrá su brillo deslumbrante durante años.

De todas formas, en caso de que se pierda o deteriore, las circonitas se pueden reemplazar fácilmente y a un precio económico, por lo que no supone un problema comprar una nueva.

El zircón: una piedra natural

El zircón, por otro lado, es una piedra formada de manera natural y es uno de los minerales más antiguos de la Tierra. Su color es variable, desde transparente puro hasta diversos tonos según las impurezas que contenga. El zircón se trata térmicamente para adquirir diferentes tonalidades, por lo que las gemas que se encuentran en el mercado suelen ser tratadas para cambiar su color original.

El zircón es una piedra natural que se utiliza como sustituto del diamante, ya que posee un hermoso brillo adamantino y unos fuertes reflejos de fuego extraordinarios. Tiene índices de refracción altos y se convierte en una gema muy apreciada. Sin embargo, se distingue fácilmente del diamante debido a su fuerte doble refracción y a su menor dureza. Esta gema, sin embargo, presenta algunos inconvenientes, ya que es sensible a la presión y a los golpes, y sus aristas se dañan fácilmente (por eso suele estar protegida por metal en la joyería). Además, no aguanta la limpieza con baños ultrasonido y puede cambiar de color si se somete a calor.

Tipos de zircones

Existen diferentes tipos de zircones, que varían en función de su grado de calidad y color:

  • El zircón de alto grado es el más preciado y se presenta en forma de cristales prismáticos en una variedad de colores, como anaranjado, incoloro, azul claro, rojo, rojizo, pardo rojizo, marrón, amarillo y amarillo marrón dorado.

  • El zircón intermedio está parcialmente dañado por la radioactividad de los depósitos en los que se encuentra y se presenta en colores verde y verde amarillo.

  • El zircón cuya estructura cristalina está totalmente dañada por la radioactividad de los depósitos se presenta en colores verde oliva y amarillo verdoso.

El precio de esta gema variará dependiendo del lugar en el que se encuentre, el corte que tenga, su peso y su color.

Cuidados y limpieza del zircón

Para el cuidado y la limpieza del zircón, recomendamos limpiar la gema con un paño suave o un cepillo de cerdas blandas y jabón neutro, y luego enjuagarlo con agua tibia a temperatura ambiente para eliminar los restos de jabón. También debes tener cuidado con los rayos solares, ya que pueden darle un tono ligeramente verde. Evita el uso de productos de limpieza químicos agresivos, como lejía o ácidos.

Si tenías dudas acerca de la diferencia entre el zircón y la zirconita, esperamos habértelas aclarado. Puedes encontrar más información en nuestro blog sobre el baño de oro, la técnica de esmalte al fuego y otros temas relacionados.

Te animamos a seguirnos en nuestras redes sociales, donde puedes encontrarnos en:

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Zircón o zirconita? puedes visitar la categoría Curiosidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies