Petrografía de las rocas volcánicas

Las rocas volcánicas son formaciones ígneas que se originan a partir del enfriamiento de la lava en la superficie terrestre. Estas rocas se forman a partir del magma, una masa de materia fundida subterránea, que se solidifica a poca profundidad.

El rápido enfriamiento del magma hace que las rocas volcánicas se caractericen por tener cristales pequeños, conocidos como microcristales o granos finos. En algunos casos, el enfriamiento rápido puede incluso formar rocas volcánicas parcialmente compuestas de vidrio.

Las rocas volcánicas más comunes en la Tierra son el basalto y la andesita, seguidos de la riolita, la dacita y la traquita. Estas rocas constituyen solo una pequeña parte de las rocas que se originan a partir del magma.

Se estima que durante el Cenozoico, se generan de forma promedio anual entre 3.7 y 4.1 km³ de rocas volcánicas en la Tierra, una cantidad menor en comparación con los 22.1 y 29.5 km³ de rocas plutónicas que se cree que se forman anualmente en el mismo período de tiempo.

Las rocas volcánicas se pueden dividir en dos categorías según la presencia de cristales visibles a simple vista. Aquellas que no presentan cristales visibles se conocen como rocas de textura afanítica, mientras que aquellas que sí los presentan se denominan rocas de textura fanerítica. En estas últimas, los cristales más grandes se conocen como fenocristales y destacan en una matriz, lo que se conoce como textura porfírica.

Series de rocas ígneas

La diferenciación del magma da lugar a la formación de diferentes composiciones químicas que se manifiestan en las rocas volcánicas. Esta diferenciación puede ocurrir gradualmente durante el ascenso a la superficie terrestre y puede ser resultado de diferencias iniciales en la composición de los magmas, asimilación de rocas encajantes, mezcla de magmas y otros procesos de diferenciación. Como resultado, se establecen tres series de rocas ígneas principales:

Serie toleítica

Esta serie está compuesta por basaltos toleíticos, que se forman a partir de la diferenciación magmática de magmas primarios a gran profundidad. Son típicos de las dorsales oceánicas y las mesetas basálticas.

Serie alcalina

En esta serie, se encuentran basaltos alcalinos que, a través de la diferenciación magmática, dan lugar a la formación de traquibasaltos, traquitas, fonolitas y riolitas. A medida que evoluciona el magma, aumenta la proporción de silicio, sodio y potasio. Estas rocas son relativamente abundantes y son típicas del vulcanismo intraplaca.

Serie calcoalcalina

Esta serie está formada por diferentes tipos de rocas, como basaltos, andesitas, dacitas y riolitas. Son típicas de las zonas de subducción.

Formas de ocurrencia de las rocas volcánicas

Las rocas volcánicas pueden solidificar y formar coladas de lava o piroclastos, que son fragmentos de roca expulsados durante una erupción volcánica.

¡Sumérgete en el apasionante mundo de las rocas volcánicas y descubre los secretos que guardan bajo su superficie!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Petrografía de las rocas volcánicas puedes visitar la categoría Curiosidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies