Prueba del agua: ¿flota o se hunde?

Una forma recurrente y sencilla de distinguir un diamante falso es realizar la prueba del agua. Llena un vaso con agua hasta 3/4 de su capacidad y luego introduce la piedra lentamente. Si el diamante se hunde, ¡es una buena noticia! Significa que es verdadero. Por el contrario, si el diamante flota o se queda a medias en el vaso, probablemente sea falso. Esta prueba se basa en que las piedras reales tienen una alta densidad, por lo que suele ser fiable para determinar la autenticidad de la piedra.

Leer el diamante: ¿puedes leer el texto?

Otra prueba que funciona para determinar si un diamante es falso es leer el diamante. Coloca la piedra sobre un papel con texto y comprueba si puedes leerlo a través de la piedra. Si eres capaz de leer el texto, significa que el diamante es verdadero. Por el contrario, si no puedes leer el texto a través de la piedra, es probable que sea una falsificación.

La prueba del brillo: ¿refleja una luz extraordinaria?

Una prueba fácil y sencilla para distinguir un diamante falso es observar su brillo. Coloca el diamante bajo una lámpara y observa atentamente cómo refleja la luz. Si observas un brillo extraordinario en la joya, es probable que se trate de un diamante verdadero. Los destellos que proporcionan los diamantes suelen tener un tono grisáceo, lo cual garantiza que la joya es real.

La prueba del vapor: ¿aparece vaho?

Otro tip sencillo para averiguar si una joya es una falsificación es realizar la prueba del vapor. Simplemente exhala sobre el diamante y observa si aparece vaho. En caso de que aparezca vaho, significa que el diamante es verdadero. Por el contrario, si observas que no aparece ninguna mancha de vapor, probablemente se trate de una falsificación. Los diamantes son materias primas fuertes y resistentes a la tierra, por lo que la exhalación sobre el diamante debería mantenerlo cristalino y transparente.

Pide consejo a un joyero profesional

Si después de realizar estas pruebas no te sientes lo suficientemente seguro para determinar si una joya es falsa, siempre puedes acudir a un joyero profesional. Ellos cuentan con los medios técnicos necesarios, como microscopios, básculas de precisión y lámparas UV, para certificar la autenticidad de los diamantes. En Rubí Joyeros, contamos con 35 años de experiencia en joyería artesanal y productos especializados. Si tienes dudas sobre la autenticidad de tus piedras, puedes acudir a nuestras tiendas físicas en Madrid, donde estaremos encantados de ayudarte.

Si prefieres asesorarte con expertos en joyería, te recomendamos visitar el siguiente enlace: Tienes dudas, ¿prefiere asesorarte con expertos en Ultrajewels?

Recuerda que es importante contar con la certificación de un joyero de confianza para garantizar la autenticidad de tus diamantes. No te dejes engañar por falsificaciones y asegúrate de adquirir joyas de calidad.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Prueba del agua: ¿flota o se hunde? puedes visitar la categoría Casa y jardín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies