¿Por qué los cuarzos son tan populares?

Los cuarzos, como el cuarzo rosa, blanco, negro y amatista, son piedras que responden a las necesidades básicas de la mayoría de las personas. El cuarzo rosa, por ejemplo, se encarga de sanar y conectarte emocionalmente, regulando aquellos sentimientos que damos por sentado o asumimos con naturalidad. Sin embargo, el cuarzo rosa no solo ayuda a equilibrar las emociones, sino que también te permite recibir amor libre de ataduras y obstáculos como el miedo o la desconfianza.

No obstante, es importante tener en cuenta que la efectividad de los cuarzos depende de la convicción y las intenciones que tengas al utilizarlos. Debes estar seguro de que estás en buenas manos y confiar en el camino auténtico que te ofrecen. Además, debes tener cuidado con las falsificaciones, ya que existen cuarzos falsos hechos de vidrio o roca que no contienen las propiedades mágicas que requerimos en nuestra vida. A simple vista, pueden parecer similares, pero es importante identificar las diferencias para evitar ser estafados. Los cuarzos auténticos son más costosos debido a sus propiedades, por lo que debes estar atento al momento de adquirir uno real.

¿Cómo identificar un cuarzo auténtico?

Dureza y resistencia

La característica principal que debes identificar en un cuarzo es su dureza y resistencia. Es decir, la consistencia del cuarzo debe ser resistente a caídas, golpes y contratiempos. Por ejemplo, si utilizas un cuarzo rosa como joyería, llavero o amuleto de la suerte, estará expuesto a percances. Sin embargo, si el cuarzo es auténtico, ningún golpe le hará daño. Si el cuarzo se agrieta, eso indicará que no es auténtico y ha perdido su carga energética. Puedes hacer una prueba dándole unos golpecitos en una superficie dura. Si se despostilla o agrieta, estás frente a un cuarzo falso hecho de vidrio. Si el cuarzo permanece intacto, es auténtico.

Espectro de luz

Los cuarzos auténticos tienen la peculiaridad de polarizar la luz, es decir, la refractan, la reflejan, la atrapan y la transforman. Un cuarzo auténtico jamás lastimará tus ojos con el reflejo de la luz. Una prueba infalible para identificar un cuarzo auténtico es ponerlo en contacto directo con la luz del sol. Si elevas el cuarzo hacia el cielo y los rayos del sol penetran en él, podrás observar el efecto suavizante de la luz en el cuarzo. Notarás cómo el cuarzo toma tonos claros u oscuros a medida que la luz lo invade. La pureza del cuarzo es una señal clara de su autenticidad.

Pureza

Otra cuestión que debes revisar para identificar un cuarzo auténtico es su pureza. Dependiendo del tipo de cuarzo y su color, pueden presentar ligeras burbujas, fragmentos minerales u opacidad. Esto dependerá de la calidad del cuarzo y su autenticidad. Los cuarzos como el rosa, blanco, aqua marina y amatista suelen ser claros y tienen detalles fáciles de percibir. En el caso de los cuarzos oscuros como la obsidiana, el cuarzo rojo y la plata, debes guiarte por su consistencia y firmeza.

Recuerda que los cuarzos más difíciles de encontrar, como el ámbar, el coral, el jade y el lapislázuli, suelen ser más caros. Si encuentras un precio demasiado bajo, es probable que te estén vendiendo una imitación. En el caso de los cuarzos rosa, puedes guiarte por los tips mencionados anteriormente. Mantén tus cuarzos limpios, cargados y conectados contigo para aprovechar al máximo sus propiedades mágicas. ¡Descubre la autenticidad de los cuarzos y permite que te acompañen en tu camino hacia el equilibrio emocional y el amor sin ataduras!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Por qué los cuarzos son tan populares? puedes visitar la categoría Casa y jardín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies