¿Por qué es importante limpiar las piedras?

Las piedras son objetos que acumulan energías, tanto positivas como negativas. Cuando las llevamos con nosotros durante mucho tiempo o las tenemos expuestas en una tienda, pueden absorber energías negativas y cargarlas con ellas. Además, la naturaleza y los cambios climáticos también pueden afectar la energía de las piedras, al igual que el contacto con animales.

Estas energías acumuladas pueden perjudicarnos, por lo que es importante limpiar las piedras antes de usarlas. Al ponerlas en contacto con nuestro cuerpo, debemos asegurarnos de que estén libres de influencias externas y preparadas para recibir energía positiva.

¿Cómo limpiar las piedras?

Existen varias formas de limpiar las piedras, como el agua, el incienso, la tierra o incluso otras piedras. El primer paso para la limpieza de los minerales es exponerlos durante unos minutos al agua corriente fresca. Si es posible, lo mejor es utilizar agua de un río, ya que es más accesible y pura. En caso de no tener acceso a agua natural, el agua del grifo es suficiente.

Muchas piedras son aptas para ser sumergidas en agua durante varios días, pero hay que tener cuidado, ya que algunas pueden arruinarse si se mojan en exceso. En estos casos, se recomienda simplemente exponerlas al agua del grifo o limpiarlas con incienso de palo santo.

Una vez que las piedras están limpias, es importante cargarlas con energía de la naturaleza para potenciar su efectividad. Para ello, se pueden colocar en tierra, ya sea en un terreno o en una maceta, o exponerlas al sol o a la luna llena. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el agua y el sol pueden afectar a ciertos tipos de gemas, por lo que es necesario averiguar qué tipo de carga necesita cada mineral.

A continuación, describiremos algunos métodos de limpieza posibles:

Limpieza con agua:

Dejar las piedras sumergidas en agua durante varios días y recambiar el agua cada vez que se formen burbujas o impurezas. Si es posible, se recomienda limpiarlas en una fuente de agua natural, como un río, un lago o el mar. Después de esto, deben ser enjuagadas con agua corriente para quitar el exceso de sal y partículas.

Algunos cristales solo deben ser expuestos al agua durante unos segundos, como la adularia, el ámbar, la angelita, la apatita, la apofilita, entre otros.

Limpieza con tierra:

Enterrar las piedras en la tierra durante un tiempo, en un lugar donde no haya paso de personas. También se pueden colocar en una maceta con tierra. Después de esto, se deben retirar y limpiar suavemente con un paño seco o húmedo, dependiendo de la necesidad. Además, se puede agregar salvia, lavanda u otras hierbas purificadoras a la tierra.

Limpieza con incienso:

Exponer las piedras al humo de palo santo durante unos minutos. También se puede realizar con otros tipos de incienso, como el sándalo, la mirra, la salvia o la lavanda. Se pueden quemar las hierbas en carboncillos vegetales. ¡Incluso se pueden atar las hierbas para hacer una limpieza más personalizada!

Limpieza con otras piedras:

Colocar las piedras en geodas o cristales purificadores, como la amatista o el cuarzo transparente, en un recipiente natural durante varios días. Este método no solo las limpiará, sino que también las energizará.

¿Cómo cargar las piedras?

Las piedras se pueden cargar con la luz del sol o de la luna llena, dependiendo de la energía que se desee potenciar. Esto dependerá de la gema y de la conexión energética que tenga con la persona que la lleva. Al cargar las piedras con ambas energías, se logra un equilibrio perfecto. Sin embargo, la elección final queda totalmente a la intuición de cada persona.

Si se opta por cargar las piedras con el sol, se deben colocar en tierra (o en su defecto, en un recipiente con tierra) durante las horas de la mañana, cuando los rayos solares son más fuertes. Si se elige cargarlas con la luna llena, se deben dejar los cristales expuestos a la luz de la luna durante toda la noche y retirarlos al amanecer.

En casos de cielo nublado, la energía de las piedras se cargará de manera diferente.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Por qué es importante limpiar las piedras? puedes visitar la categoría Casa y jardín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies