Formas de limpieza

Las piedras energéticas son objetos poderosos que nos ayudan a mantener una rutina de limpieza periódica en nuestra vida. Estas piedras tienen la capacidad de captar y absorber la energía externa, por lo que es recomendable limpiarlas antes de empezar a usarlas.

Agua y sal

Una de las técnicas más conocidas para limpiar las piedras es utilizar sal marina y agua. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este método puede dañar algunas piedras. Por ejemplo, los cristales de selenita son solubles en agua, por lo que deberían limpiarse con agua. En el caso del citrino, se recomienda tocarlo con sal. Si tienes dudas, puedes simplemente poner las piedras bajo el grifo durante unos minutos para limpiarlas de forma rápida y seguir las técnicas que te dejamos a continuación.

Bajo la lluvia

No hay nada más maravilloso que limpiar las piedras con la lluvia, siempre y cuando puedan sumergirse en agua. Puedes colocarlas en un recipiente bajo la lluvia y guardar el agua para utilizarla en futuras limpiezas.

Uso de otras piedras

Algunas piedras tienen la capacidad de limpiar a otras. Por ejemplo, la drusa de amatista o la geoda de cuarzo blanco (tenemos diferentes tipos en nuestra web). Puedes colocar las piedras junto a estas durante la noche para que se produzca la limpieza.

Salvia e incienso

Otra forma de limpiar las piedras es utilizando salvia o incienso, ya que se les atribuye la capacidad de eliminar la energía antigua.

Tierra

La limpieza con tierra también es muy efectiva. Puedes enterrar las piedras en una zona que sepas que podrás desenterrar en el futuro, o incluso en un macetero.

Formas de carga

Con intención

Una forma de cargar las piedras es simplemente cogiéndolas en tus manos y pensando en el propósito que quieres asignarles. Esto hará que la pieza se cargue con esa intención.

Luz solar y lunar

Periódicamente, es recomendable cargar los cristales con luz solar y lunar. Para ello, puedes colocarlos en bandejas de vidrio, porcelana o barro (nunca metálicos) y sacarlos al exterior para que se impregnen de la energía diurna y nocturna, sin importar si está nublado.

Es importante tener especial cuidado con los cristales engarzados en colgantes, anillos o zarcillos, guardándolos por separado y limpiándolos manualmente cuando sea conveniente, utilizando jabón o aparatos ultrasónicos de limpieza.

Algunos cristales, como la amatista, pueden desgastarse o perder su vibrante color con una larga exposición solar. Por eso, se recomienda guardarlos en una bolsita de lino o algodón natural cuando no los estés usando y no ponerlos directamente al sol.

Recuerda que al limpiar y cargar las piedras, no deberías tocarlas. Se dice que si las piedras se rompen o terminan su propósito, es porque han protegido algo. Si esto sucede, no las tires a la basura, devuélvelas a la tierra enterrándolas en un lugar adecuado.

No dejes que el polvo se acumule en los cristales

Es importante tener en cuenta que una capa de polvo en las piedras puede disminuir su proyección energética. Por eso, asegúrate de tenerlas limpias y libres de polvo. ¡Cuídalas y mímalas!

En nuestra sección de piedras naturales encontrarás una larga colección de packs de piedras preciosas. ¡No te lo pierdas!

Descubre cómo limpiar y cargar tus piedras energéticas de manera efectiva aquí

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Formas de limpieza puedes visitar la categoría Casa y jardín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies