Réplicas que parecen verdaderas, pero no lo son

Si eres amante de los cuarzos y te encanta coleccionar estas hermosas piedras, es importante que aprendas a diferenciar los cuarzos auténticos de las imitaciones. En un mercado donde la imitación de productos de países grandes es común, podríamos comprar reproducciones idénticas sin darnos cuenta de que no estamos adquiriendo el producto real.

En el caso de los cuarzos, sucede lo mismo. Las réplicas, a simple vista, pueden parecer verdaderas. Sin embargo, están hechas de materiales distintos como vidrio, PVC o polímero que se asemejan a la composición del cuarzo. Entonces, ¿cómo podemos distinguir un cuarzo auténtico de uno falso? Aquí te presentamos algunas claves que te ayudarán a comprobar si un cuarzo es auténtico o simplemente un cristal.

Burbujas de aire: una prueba rápida y confiable

Esta prueba es rápida y confiable para evitar llevar a casa un cuarzo de mala calidad. Un cuarzo auténtico no tendrá burbujas de aire en su interior. Pese a que los cuarzos pueden tener formas irregulares o algún defecto, si el cuarzo que estás por comprar tiene burbujas de aire en su interior, es muy probable que sea un cuarzo falso hecho de vidrio o PVC.

Dureza: una característica distintiva de los cuarzos

Los cuarzos son conocidos por su dureza, ya que están formados por miles de minerales que se han sometido a una gran presión para llegar a ser tan resistentes como para rayar el vidrio sin esfuerzo. Esta prueba puede ser un poco más difícil de llevar a cabo al momento de comprar un cuarzo, pero si ya tienes uno en casa o te lo regalaron y quieres checar su veracidad, podrás realizarla. Lo único que necesitas es tomar el cuarzo y rayar un pedazo de vidrio. Si el vidrio se rompe con facilidad y el cuarzo no, es un cuarzo auténtico. Si el cuarzo raya el plástico, logra la prueba de que es un cuarzo falso y no auténtico.

Calor: otra forma de comprobar la autenticidad del cuarzo

Como mencionamos en el punto anterior, los cuarzos se distinguen por su dureza y la presión que han soportado en la tierra durante su formación. Para comprobar si un cuarzo es real, podrías recurrir a la prueba del calor. Con sumo cuidado, pasa lentamente una llama de un encendedor sobre el cuarzo. Si notas alguna fisura o que se quema, es un cuarzo falso. Si no sufre ningún cambio, es una piedra auténtica.

No dejes de suscribirte a nuestro Newsletter para que estés al tanto de los contenidos más interesantes sobre cuarzos y otras piedras preciosas.

Si quieres saber más sobre los cuarzos y cómo pueden ayudarnos, te recomendamos visitar nuestro artículo ¿Qué son los cuarzos y cómo pueden ayudarnos?. Y si te preocupa caer en estafas relacionadas con el cuarzo, te invitamos a leer nuestro artículo Cuidado con las estafas que giran en torno al cuarzo.

¡Descubre la belleza y autenticidad de los cuarzos y disfruta de todas sus propiedades!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Réplicas que parecen verdaderas, pero no lo son puedes visitar la categoría Arte y ocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies