Las piedras preciosas negras en la naturaleza

En este artículo te adentrarás en el mundo de las piedras preciosas negras, gemas naturales que son verdaderas rarezas de la naturaleza. Conocerás las piedras preciosas negras más importantes, su morfología, su significado en la personalidad y el espíritu, su localización y sus usos en la joyería, la bisutería y la ornamentación en general.

En la naturaleza es poco común encontrar piedras preciosas de color negro, ya que se originan en lugares restringidos y raros de la corteza del planeta. Esto les confiere un significado especial, ya que las personas amantes del color negro que eligen una piedra preciosa de este color buscan destacar y diferenciarse del resto. Estas piedras simbolizan elegancia, prestigio y empoderamiento personal.

El Jaspe Negro

Dentro de las variedades de piedras jaspes, el jaspe negro es probablemente el más fascinante para los amantes del lujo y también el más demandado por los coleccionistas. En el mundo de la mineralogía y la gemología, el jaspe negro es un mineral que pertenece a la familia de los cuarzos microcristalinos y se clasifica como una variedad de piedra calcedonia.

El jaspe negro se caracteriza por su color negro brillante y su opacidad, a diferencia de su homólogo, el ágata negra, que es semitransparente. Aunque la variedad más común del grupo de piedras jaspes son los jaspes de colores rojos, amarillos y verdes.

En cuanto a su morfología, el jaspe negro se forma a través de la cementación de materiales sedimentarios arcillosos ricos en materia orgánica. Específicamente, se produce la cementación de pequeños fragmentos de grafito combinados con arcilla y ceniza volcánica. Este proceso de cementación hace que los componentes se recristalicen en sílice.

Lo interesante del color negro en esta gema es que es una combinación de minerales de hierro y minerales ricos en materia orgánica, como el grafito. Estas impurezas de hierro y su combinación hacen que el jaspe tienda hacia tonos marrones oscuros o negros. Las propiedades características del jaspe negro, como variedad de piedra calcedonia, es que está compuesto por un 100% de sílice (SiO2) y tiene una dureza de 7 en la escala de Mohs.

En cuanto a su localización geográfica, los yacimientos relacionados con la sedimentación son comunes en extensas cuencas sedimentarias de India, Rusia, Indonesia, Venezuela, Australia, Brasil, Egipto, Uruguay, Madagascar y Estados Unidos. Se cree que esta piedra representa una fuerte conexión con la tierra y sirve para potenciar las energías positivas del ambiente, eliminar las vibraciones negativas y mantenernos motivados y productivos física, mental y emocionalmente.

La Aventurina Negra

La aventurina negra es una piedra preciosa elegante y llamativa que se encuentra en el mercado de gemas. Es una variedad de cuarzo que presenta un fenómeno extraño llamado aventurescencia.

La aventurina negra es un mineral que pertenece al grupo de los silicatos y se valora como una variedad de cuarzo. Se caracteriza por su brillo llamativo y reluciente, que se debe al fenómeno llamado aventurescencia, que le da un aspecto escarchado y refleja la luz en diferentes ángulos.

En esta piedra se pueden encontrar inclusiones de microcristales de minerales, como la ilmenita, un mineral de titanio. Sin embargo, el color negro se distribuye de manera no homogénea, formando pequeños puntos de escarcha.

La aventurina negra es un silicato compuesto por un 100% de sílice con impurezas de titanio en forma de ilmenita. Su dureza en la escala de Mohs varía entre 6.5 y 7, dependiendo de la pureza del sílice. Además de su atractiva característica de aventurescencia, que hace que la luz se refleje en los cristales de ilmenita y le da un aspecto llamativo, la aventurina negra también se caracteriza por su color verde y su dureza y fractura concoidea.

Esta piedra preciosa se utiliza en la fabricación de esculturas pequeñas, artículos de utilidad y piedras ornamentales. Simboliza protección y desintoxicación de la mente y el espíritu, y se relaciona con el conocimiento. En la escala social, es un símbolo de elegancia, sofisticación y prestigio. Además, se cree que esta gema brinda a la persona seriedad, autoridad y formalidad. Por su belleza y facilidad de tallado, es apta para usarse en joyería, bisutería y artesanía, como accesorios de collares, colgantes, anillos, pendientes, pulseras, etc., que le aportan elegancia a quien los posea.

La Piedra Azabache

Sin duda, la piedra negra más famosa del mundo es el azabache. Los antiguos romanos lo utilizaban como piedra protectora contra los enemigos y los animales salvajes. A lo largo de los siglos, se han conocido interesantes amuletos relacionados con esta piedra. El azabache es considerado una roca que pertenece a las piedras preciosas orgánicas, ya que proviene de material orgánico enterrado y convertido en roca, similar al carbón pero con una formación diferente, que se caracteriza por su brillo especial y llamativo.

El color negro brillante de esta piedra gema se debe a su proceso de formación, en el que se entierra en montones de sedimentos ricos en materia orgánica que absorben los aceites liberados por las algas y el plancton circundante. Este aceite es el elemento básico del proceso de transformación de la madera en gema, lo que hace que conserve la misma textura pero le otorga un color y brillo natural llamativo.

Esta gema preciosa se ha popularizado como "el color negro azabache", aunque en realidad es difícil encontrar un color negro puro. El azabache es una piedra muy apreciada por los gemólogos debido a su capacidad de ser tallada y cortada en diferentes formas y ángulos para obtener acabados bonitos y precisos. Además, se puede pulir fácilmente para darle un brillo destacado, lo que lo diferencia del cuarzo y la piedra ópalo, que se desgastan con las herramientas.

En cuanto a su dureza, los gemólogos, joyeros y artesanos conocen el azabache como una roca cuya dureza varía, siendo algunas partes suaves y otras duras, dependiendo del ambiente de formación. Las piedras de azabache duras generalmente se forman en ambientes cercanos al agua de mar, proporcionando una textura y estructura uniforme, ya que los iones minerales del agua de mar se han incorporado a la roca. Por otro lado, las piedras de azabache suaves se forman en ambientes de agua dulce, donde la cantidad de iones minerales es menor y, por lo tanto, no influyen tanto en la textura y estructura de la roca. Por esta razón, la gema de azabache tiene una dureza en la escala de Mohs que varía de 2.5 a 4 y una densidad de 1.3 a 1.4 gr/cm³.

En cuanto a sus usos, el azabache se corta en piedras facetadas y se talla en camafeos, brazaletes, anillos, alfileres, peines y otros objetos prácticos y ornamentales. En la actualidad, esta piedra es el nacimiento que representa el signo de Capricornio. Se cree que tiene una fuerte conexión con la tierra y tiene influencia en el chakra raíz, relacionado con eliminar comportamientos negativos y atraer suerte y confianza para resolver problemas.

Se dice que esta gema de azabache brinda orientación física, emocional y espiritual, y potencia el cumplimiento de metas, la armonía y el equilibrio en la vida. En la joyería y la bisutería, el azabache ha sido famoso desde hace siglos. Sin embargo, su popularidad ha disminuido debido a la competencia de otras piedras como la obsidiana, el ópalo y el cuarzo negro. El azabache es un material resistente pero requiere cuidado en su manipulación. Además, es considerado un amuleto por los peregrinos que realizan el Camino de Santiago, y en la actualidad muchos peregrinos llevan una pieza de azabache como recuerdo. La artesanía del azabache ha florecido en las zonas de Galicia, Asturias y León.

La Tectita

La tectita es un tipo de cristal natural único y amorfo que tiene forma redondeada y su origen se atribuye a impactos de meteoritos en la Tierra. Es un mineraloide que pertenece al grupo de los silicatos y tiene un alto contenido de silicio. Las tectitas varían en tamaño, peso, color y edad, dependiendo de dónde se encuentren. En general, las piezas de color negro tienen alrededor de 35,5 millones de años de edad.

El nombre "tectita" deriva del griego "tēktos", que significa "fundido" o "derretido", y a lo largo de los siglos este tipo de piedras ha sido objeto de intensas investigaciones sobre sus misteriosos orígenes. Su apariencia va desde opaca hasta translúcida, con colores predominantes de negro, verde, marrón verdoso, verde amarillento, marrón e incoloro. Tiene una fractura concoidal y una dureza de 5 a 6.5 en la escala de Mohs.

Debido a que las tectitas son cristales naturales, su cristalografía es amorfa. Las tectitas tienen un alto porcentaje de silicio, que va del 68% al 82%, y su composición química isotópica es similar a la del granito, el basalto y la grauvaca (una arenisca impura) que se encuentran en los suelos. El porcentaje de alúmina varía del 10% al 14%, y hay un menor porcentaje de calcio, potasio, hierro y titanio.

Estos elementos se combinaron en cantidades suficientes para formar cristales, que atravesaron una fase de enfriamiento rápido y se formaron en cristales. Las piedras de tectita no contienen agua (menos del 0,02% en peso), a diferencia de los cristales de origen volcánico.

Se cree que el origen de las tectitas es un fenómeno extraterrestre (meteorito) y esto ha condicionado la creencia popular de que la piedra de tectita está asociada con los planos astrales y otros mundos. Por ejemplo, se dice que facilita la comunicación entre galaxias y mundos, y fortalece el crecimiento espiritual en espacios dimensionales.

Estos atributos y su forma peculiar se atribuyen a una conexión universal, y el mineral se utiliza para interpretar sueños, potenciar habilidades cognitivas y establecer conexiones con el pasado. En esencia, la tectita ayuda a guiar el espíritu en la dirección correcta y se considera un talismán de fertilidad y equilibrio de energías masculinas y femeninas.

Las tectitas tienen diferentes nombres según la localidad donde se originaron. Los minerales que se formaron en diferentes lugares recibieron distintos nombres para que los investigadores pudieran reconocer de qué mineral se trataba. Las tectitas varían en tamaño, peso, color y edad, dependiendo del lugar donde se encuentren.

En cuanto a su localización geográfica, las tectitas de color verde pálido y brillante se llaman moldavita y se encuentran en la República Checa, Austria, Polonia y Alemania. La australita es de color negro y marrón y se encuentra en Australia. La javaita es completamente negra y se encuentra en Java, Indonesia. La billitonita es negra y se encuentra en la Isla Billiton. La indoquinita es negra y se encuentra en Vietnam, Camboya, China, Tailandia y Laos. En Filipinas se llama filipinita y es de color negro, y en Costa de Marfil se llama marfilita y es de color negro. En las regiones desérticas de Egipto y Libia se encuentra la tectita de color amarillo verdoso opaco, y en la región desértica de Texas se llama bediasita negra.

El mineral de tectita se utiliza ampliamente en la joyería, especialmente en la fabricación de pendientes, colgantes y anillos de piedras. Las piedras tienen un color negro neutro, una superficie ondulada y un acabado mate, lo que las hace visualmente interesantes.

La Estaurolita

La estaurolita es un mineral que pertenece al grupo de los silicatos y se caracteriza por su color marrón negro. Básicamente, es un mineral indicador de metamorfismo regional de alto grado y se encuentra frecuentemente en gneis y granulitas asociadas con silimanita, granate y biotita.

La estaurolita se destaca por tener concentraciones variables de hierro, zinc y magnesio, que varían según el espécimen. Puede presentar ligeras tonalidades blancas y grises opacas. Se utiliza para diversos fines y se le atribuyen poderes mágicos y espirituales. Una de las características más importantes de este mineral es que presenta una forma de maclas en cruz, es decir, los cristales se cruzan entre sí formando una X. Tiene una dureza de 7-7.5 y una densidad de 3.71 g/cm³.

Como mineral metamórfico regional, se forma a partir de la fusión de cianitas, micas y granates. Su color principal es rojizo, pero también se pueden encontrar variedades parduzcas, amarillas y negras. Su raya es de color blanco grisáceo y tiene un lustre vítreo mate. El depósito mineral de piedra estaurolita se encuentra en Suiza, donde se encuentran cristales alargados. También se explota en Rusia, donde se encuentran cristales flotantes simples.

El nombre de esta piedra proviene de las palabras griegas "stauros lithos", que se traducen como "piedra en forma de cruz". Por lo tanto, también se conoce como la cruz de hada y se considera una piedra de protección. Se le atribuye suerte y se busca como un talismán. Teóricamente, fortalece y potencia los rituales y las ceremonias mágicas. Al parecer, también conecta los planos espirituales y físicos, fomentando la comunicación. Además, se dice que relaja el estrés y alivia la depresión y las adicciones.

Las personas que creen en los beneficios mágicos de esta piedra la buscan como un talismán, un amuleto o un objeto de meditación. Se utiliza en ceremonias mágicas para establecer una conexión entre los planos físicos y esotéricos. También se utiliza como cristal para tallar piezas atractivas a la vista. Asimismo, es una variedad buscada por los coleccionistas de piedras preciosas y semipreciosas.

El Coral Negro

El coral negro es una formación biológica que crece a un ritmo sumamente lento, aproximadamente un milímetro al año. Sin embargo, en los océanos se encuentran escondidos arrecifes de coral realmente inmensos que forman lechos marinos de color negro. El coral vivo es un espécimen biológico que se convierte en piedra. Desarrolla complejas estructuras de carbonato de calcio (calcita) que se endurecen con el tiempo y presentan variedades de color, siendo el negro el más llamativo y valorado en el mercado.

Es importante destacar que esta piedra preciosa es duradera y hermosa. Se identifica por su brillo completamente mate y sus características translúcidas. Evidentemente, el coral de color negro se destaca por su apariencia oscura, aunque puede presentar ligeras vetas de color blanco, rojo, rosa, gris o naranja. Su nivel de dureza en la escala de Mohs está en el rango de 3 a 4 y pertenece al sistema cristalino amorfo.

El índice de refracción del coral negro oscila entre 1.48 y 1.65, y su transparencia varía de translúcida a opaca. Tiene un lustre vítreo ceroso y, dependiendo de la situación, puede presentar clivaje. Los yacimientos de este mineral se encuentran en las profundidades de los océanos, en organismos biológicos complejos. Los colores de alta calidad se encuentran entre los 30 y 60 metros bajo el nivel del mar.

Generalmente, se aprecian formaciones coralinas en Australia, las islas del Pacífico y las Antillas. En la antigüedad, se extendió una leyenda desde la antigua Grecia, donde Menelao, uno de los guerreros que participó en la batalla de Troya, usaba coral negro como protección; en Roma, el sabio Plinio lo usaba como antídoto contra las picaduras de escorpión y otras afecciones.

En relación con la astrología, se asocia al planeta Venus y al elemento natural del agua. El organismo convierte el coral en una piedra orgánica a través de un proceso de transformación. Por esta razón, se considera una roca de transformación y receptora de energía.

En cuanto a los beneficios para el ser humano, se le atribuye protección y fertilidad, y se dice que es capaz de potenciar la salud. Muchas personas han buscado esta piedra en diferentes épocas para atraer la suerte a sus hogares, aliviar cólicos, llantos y malestares generales. También se dice que facilita enfrentarse a situaciones complicadas, transmitiendo calma y tranquilidad. Es una fuente de vibraciones positivas y acción en la vida.

Además de ser un elemento común en la meditación, se utiliza como talismán de protección. Sin embargo, su aplicación más importante es en la joyería, donde se utilizan para crear hermosos collares, anillos, pulseras, cadenas y otros accesorios. Es un ejemplar atractivo a la vista, con características brillantes y translúcidas. El coral de color negro es el más caro de la familia y, en comparación con otros productos naturales, resulta accesible.

Si quieres conocer más sobre las piedras preciosas, te recomendamos leer los siguientes artículos:

  • Piedras preciosas: Rubí
  • Piedras preciosas: Esmeralda
  • Piedras preciosas: Zafiro
  • Piedras semipreciosas 2
  • Piedras preciosas de color rojo
  • Piedras preciosas de color verde
  • Piedras preciosas de color azul
  • Las piedras preciosas moradas
  • Piedras preciosas de color amarillo

¡No te pierdas el libro "Piedras preciosas" que puedes adquirir en Amazon!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Las piedras preciosas negras en la naturaleza puedes visitar la categoría Arte y ocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies